Judiciales y Policiales
Grave

Denuncian que una mujer policía está presa, pero es inocente

Está alojada en la Correccional de Mujeres de Bower.

Una mujer policía de la provincia de Córdoba se encuentra detenida en un penal desde hace casi un año y medio, pero sus amigos, familiares y allegados denuncian que es inocente. Se la acusa de haber participado en una situación por supuestas vejaciones calificadas contra dos menores de edad en la ciudad de Santa Rosa.

Con toda la peligrosidad que con lleva que una oficial esté presa en una cárcel común, con otras internas que pueden herirla, la cabo está alojada en la Correccional de Mujeres de Bower. Junto a ella, hay otros dos compañeros que compartían la departamental de Calamuchita y que también está acusados por el mismo delito, aunque ellos están en otra unidad.

Según sostienen sus allegados y la propia acusada, el hecho en cuestión por el cual está imputada fue un mal proceder de uno de los policiales, sin la participación de ella. Actualmente, se encuentra a disposición de los Tribunales de Río Tercero, esperando que avance la causa, se demuestre su inocencia y, de esta forma, volver a recuperar la libertad.

En cuanto al denunciante, se sabe que es un menor con un frondoso prontuario delictivo y varias oportunidades se lo ha tenido, pero debido a su condición, era liberado a las pocas horas, por cual volvía a robar. Ese mismo joven es el que presentó la acusación por la que están detenidos tres policías, acusados de haberlo maltratado.

El hecho ocurrió en noviembre de 2019 y había sido difundido en las redes sociales y denunciado ante la Justicia por la madre de uno de los menores. En agosto de 2020, se confirmó que la fiscal había elevado a juicio la causa contra los tres agentes, a pesar de que, en una de las filmaciones secuestradas en el marco de la investigación, se ve cuando llega el patrullero al lugar del hecho y cuando se marcha, pero no se observan los gestos denunciados.

La mujer policía que está presa, es madre soltera, tiene dos hijos menores de edad que actualmente están a cargo de los padres de la cabo, quienes son ambos mayores de 60. Además, según denunció en el año 2019 y a las pocas semanas de haber sido arrestada, la oficial fue agredida por otras reclusas en su celda en dos ocasiones y en diferentes pabellones.

Cuando se conoció la elevación a juicio, el abogado defensor remarcó que la oficial “no cometió ningún delito”. Aparentemente, uno de los tres agentes que están acusados se había hecho cargo de lo que pasó aquella noche, pero sin embargo ella todavía continúa detenida, sin la posibilidad de poder recuperar su libertad.

Lectores: 760

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: