Panorama Político Cordobés
Dudas

Esconder el problema produce el avance de la miseria

El reclamo social es claro, los recursos para hacerlo están, falta una decisión política para hacerlo. (Dibujo: NOVA)

Por Ana Nemer Pelliza, especial para NOVA

Luego que el gobernador, Juan Schiaretti, renegociara la deuda contraída en sus anteriores gestiones festejó con alivio el hecho de que, por ahora, la provincia no caiga en default, pero ¿realmente hay algo que festejar?

Acumular deuda y patearla para más adelante es como esconder la basura debajo de la alfombra, poco a poco se va acumulando de tal forma que ya no se puede transitar en ella.

Es notorio el avance de las villas de emergencia en nuestra provincia, la cantidad de mendigos en la calles y de nuevo, la utilización de los niños para sacar una moneda a una sociedad empobrecida. Es sabido que cuanto más se hunde en la miseria una sociedad más le cuesta salir y aumenta cada vez más la delincuencia.

Lamentablemente Córdoba no es la excepción y la carencia de una política pública que lo solucione produce una policía que tiene las manos atadas para poder reprimir el delito y cuando lo hacen los ven transitando libres cuál puerta giratoria y sintiendo la burla del sistema.

Se suma además un incremento de la agresividad por parte de los delincuentes y una sociedad cada vez más encerrada, hundida en la angustia y el temor, sintiendo su barrio como tierra de nadie. Noticias constantes de asaltos, arrebatos y de los distintos métodos utilizados para realizarlo denotan la urgencia de su tratamiento ya que este pueblo , aun dormido, puede despertar y comenzar a armarse para su defensa personal.

Esto ya se está observando pero aún se contiene al no permitirse que pueda alegarse legítima defensa o figurar como exceso en la defensa frente a un exceso en el ataque ilegítimo sufrido. Generar estas ideas para no incentivar que la sociedad se defienda es temporal y solo queda esperar que se solucione antes que el gigante dormido despierte y se aplique la ley del talión.

Llegado a este punto produciría un retroceso significativo y la vulneración del contrato social en el cual el pueblo delega en los gobernantes la seguridad y la represión de los delitos.

Hoy se vive la inseguridad incrementada por el hecho de que existe una casta social que cree tener derecho a tener todo lo que anhelan sin esfuerzo ni sacrificio y ni hablar de trabajo digno. Hoy con tantos planes y subsidios, ganar dinero sin el esfuerzo requerido, el incremento de la inflación y el dato de que se debe ganar más de 50 mil pesos al mes para que una familia tipo no sea pobre sumado a la pérdida de fuentes de trabajo, el cierre de bares y hoteles es una constante y una triste realidad para miles de cordobeses que ven el hambre como el fantasma sentado en su mesa y afuera los delincuentes cual buitres esperando para quitarles lo poco que les queda.

La urgencia es innegable y el festejo de una renegociación de deuda auto contraída para lograr más tiempo se contrapone con el hecho de necesitar una planificación de seguridad y una política pública real que contemple las 3 patas del problema que son la necesidad de fiscales a la altura para aplicar realmente el Código Penal y no solo dar vía a los delitos graves, solucionar el hacinamiento de las cárceles y restablecer la función represiva de delitos a la policía para poder trabajar en paz, generar nuestros recursos lícitos y lograr el crecimiento real de la sociedad. El reclamo social es claro, los recursos para hacerlo están, falta una decisión política para hacerlo.

Lectores: 483

Envianos tu comentario

Gabriela   - gmarivonde@gmail.com
Muy buenos los artículos ,feliciitaciones
Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: