Opinión
Puntos de vista

Morir o no por Covid es una lotería

Ana Nemer Pelliza, abogada.

Por Ana Nemer Pelliza

Con gran sorpresa nos anoticiamos de la muerte del director del Hospital Privado de Córdoba por Covid-19 el doctor Gerardo Amuchastegui y una incógnita rondaba de forma constante: ¿Hicieron todo lo que se dice? ¿Le dieron plasma de gente curada?, ¿Le dieron ibuprofeno para aspirar? ¿Tomó vitaminas y anticoagulantes? ¿Todo lo que se publicó o lo que se cree que se sabe que puede salvar la vida? 

Al encontrarme con la jefa de guardia del Hospital Privado, me corroboró que se hizo todo lo posible y no pudo ganarle al Covid. Si el director de un prestigioso hospital en Córdoba, que, al mismo tiempo, está formando futuros médicos por ser una universidad de salud, no logró vencer ¿Qué nos queda a las personas comunes?

Este virus, que muchos quieren minimizar, es peligroso, no discrimina y es una lotería si te mueres o no, ya que antes solo se creía que iba en contra de la gente con patología previa y/o mayores de 70, pero ahora vemos gente joven, niños y hasta bebes gravemente enfermos por esta enfermedad que ha recorrido todo el mundo. Es verdad que, desde marzo, vivimos día a día todo lo que le estaba pasando en un principio al viejo mundo, viendo los números de las muertes y contemplando las fotos del desastre pero, como ocurre en la mayoría de las situaciones, la ola llega después de mucho tiempo y la saturación de información hace relajar la consciencia colectiva y social.

Empezar a minimizar lo sucedido, creer que todo es mentira o que es una simple gripe y hasta endurecer la sensibilidad al ver como en otras provincias, dando el ejemplo de un pueblo de Salta (Orán), las personas de salud pide a gritos recursos, insumos y personal para hacer frente a esta pandemia. También podemos observar como hay provincias que cierran sus límites y tratan de sobrevivir con lo que tienen, mientras que otras están totalmente liberadas, ya que no tienen contagiados, pero la colaboración y el federalismo está lejos de ser un ejemplo. Los aviones sanitarios y los insumos deberían circular en todo el territorio Argentino, cubriendo las necesidades de quienes las requieran y salvando vidas.

Debemos hacer nuestra parte ya es fundamental darnos cuenta que ahora sí tenemos gente conocida a nuestro alrededor infectada con el virus, e incluso han fallecido por ello. Es tan importante que sigamos cuidándonos, respetando distanciamiento, cumpliendo las normas de salud, porque no hay sistema sanitario que aguante este ritmo de contagios que estamos viviendo, ya que, si todos caemos al mismo tiempo, el sistema de salud colapsará en corto plazo. Es sabido que el la salud ha sido postergada por años y aunque el año pasado la ambulancia daban vueltas porque no encontraban cama para dejar algún accidentado, hoy se suma un plus: el Covid y su contagiosidad extrema.

Hoy los médicos se están contagiando, la gente de salud esta enfermando y poco a poco ya no están quedando profesionales que puedan hacerse cargo de los pacientes. Es por ello que debemos tomar consciencia de seguir ampliando las medidas de cuidado para evitar caer, ya que el Estado no puede estar en todas partes para ver si lo hacemos o no. Tiene que nacer de cada uno y lo debemos hacer, no solo por nosotros y nuestros seres queridos, sino por el personal de salud, por respeto y reconocimiento a ellos, a su labor, que están arriesgando su vida día a día para ganarle a este virus que hoy, lamentablemente, lo está logrando.

Lectores: 1042

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: