Municipios
Iniciativa sustentable

Río Cuarto: con residuos plásticos reciclados, jóvenes fabrican muebles ecológicos

La iniciativa evita que muchos desechos plásticos vayan a parar a vertederos.

Intentando contribuir con el medio ambiente, cuatro jóvenes emprendedores llevan adelante el proyecto Plasticar en la ciudad de Río Cuarto, cuya finalidad es el reciclado, diseño y producción de listones de plástico recuperado, a partir de los cuales se fabrican muebles y elementos arquitectónicos sustentables.

Plasticar es uno de los 40 emprendimientos aprobados en el marco del programa Emprende INNdustria 2020, correspondiente al Ministerio de Industria, Comercio y Minería provincial. Fue ganador en la categoría Emprende INNdustria Economía Circular y recibió un reconocimiento el 2 de septiembre último durante el acto por el Día de la Industria.

Los socios fundadores de Plasticar son estudiantes de arquitectura: Juan Octavio Ferreyra, Juan Pablo Tavecchio (riocuartenses), Pedro Aldecoa (oriundo de La Carlota) y Facundo Albert (de Holmberg).

En 2018, la iniciativa obtuvo aportes económicos de la línea Emprendium del programa Jóvenes del Centenario, perteneciente a la Agencia Córdoba Joven. El proyecto también fue presentado, vía online, en una convocatoria internacional en Holanda. Apunta a la disminución de residuos plásticos, a su reciclado y a la fabricación de objetos para la construcción.

Los jóvenes ejecutan un modelo empresarial basado en lo ambiental, económico y social. Investigaron el impacto que causaban los desechos plásticos e idearon un sistema para transformarlos en listones (símil madera) en variados colores y estilos (natural, pigmentado y resistencia ignífuga). Así, evitan el uso de recursos naturales y crean materiales ecológicos. “En vez de extraer árboles y utilizar la madera, reciclamos residuos plásticos que podrían contaminar el ambiente y terminar yendo a parar a rellenos sanitarios”, comentó Ferreyra.

Con los listones, Plasticar produce y comercializa sillas, mesas, pérgolas, decks, parasoles y muebles a medida. Entre sus clientes se encuentran vecinos, empresas constructoras, comercios e industrias. “Los productos también están dirigidos a arquitectos y, potencialmente, al Estado”, precisó Ferreyra.

Desde agosto hasta el presente, Plasticar vende más de 200 listones plásticos por mes. “Nuestra capacidad productiva es entre 200 y 250 listones mensuales, y vendemos todo; hoy tenemos más demanda que oferta”, aseguró después.

Actualmente, el equipo de trabajo se completa con otros seis colaboradores: administrador, contador, fabricante de listones, soldador, fabricante de muebles y coordinadora de ecorretiros.

Los inicios

El proyecto surgió a principios de 2018. Ferreyra recordó: “Sabíamos que el plástico era un gran problema y vimos que la maquinaria industrial se podía adaptar para reciclarlo; con ese fin construimos una máquina extrusora”. Después los jóvenes hicieron otra máquina similar.

Para comenzar a producir listones, los jóvenes alquilaron un galpón. Como materia prima, usan residuos plásticos generados por vecinos, empresas, comercios e instituciones educativas.

Según un convenio entre Plasticar y la Municipalidad de Río Cuarto, la gente lleva estos desechos a puntos verdes de acopio.

Además, los jóvenes contrataron recuperadores urbanos que realizan la recolección domiciliaria de plástico, papel, aluminio, cartón y vidrio a quienes pagan por este servicio. El sistema funciona con la previa entrega de ecobolsas para que la gente separe los residuos. Periódicamente, los recuperadores buscan los residuos en cada domicilio. Por este servicio Plasticar cobra 300 pesos.

Asimismo, Plasticar trabaja con la planta municipal de procesamiento de residuos urbanos, donde se separa y se tritura el plástico recogido por los recuperadores, para después trasladar a la fábrica el material resultante como materia prima y elaborar los listones.

“Fabricamos un producto sustentable y versátil que permite hacer desde muebles hasta diseños de arquitectura”, expresó Ferreyra.

También destacó que mejoraron el proceso de producción e invirtieron en más mano de obra. Y adelantó que con el dinero que recibirán del Emprende INNdustria construirán una tercera extrusora.

A futuro, la intención de los fundadores de Plasticar es aumentar la capacidad de producción y reciclado, incorporar nuevas maquinarias, generar más puestos de trabajo e invertir en el marketing de los productos. “Tenemos una visión social y nos gustaría que este espacio sirva en ese sentido y demuestre que se pueden crear materiales constructivos a partir del plástico”, remató Ferreyra.

De utilidad educativa

En 2019, el proyecto Plasticar fue requerido por estudiantes de carreras contables, de comunicación y de diseño gráfico de distintas universidades. Estos alumnos solicitaron información a sus creadores y la usaron en trabajos prácticos y proyectos finales. Hubo instituciones educativas -incluso la Universidad Nacional de Río Cuarto- que invitaron a los jóvenes a explicar los pormenores de Plasticar y a instalar puntos de acopio de plásticos generados en colegios.

Otros estudiantes se interesaron en Plasticar y colaboran actualmente con sus responsables.

 

Lectores: 270

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: