Política
Panorama provincial

Schiaretti se guarda la llave del partido y maneja el peronismo cordobés como un señor feudal

Schiaretti maneja la provincia a su antojo. (Dibujo: NOVA)

Por Ana Nemer Pelliza, de la redacción de NOVA

Córdoba es la provincia del centro del país en la cual ha gobernado el peronismo por más de 20 años, ganando la intendencia de la capital en las últimas elecciones. 

Este combo de provincia y municipio empodera aún más la línea de Juan Schiaretti, quien al sumar a Martin Llaryora, nuevo intendente de la ciudad, genera con él acciones conjuntas fortaleciéndose políticamente. Completa esta línea tan poderosa la diputada nacional Alejandra Vigo, generando un gran apoyo y poder partidario. 

Se trata de un un gobierno provincial que no entra en polémica, que mira y decide autónomamente sobre cada acción del presidente, decidiendo si se suma o no según su conveniencia, y esto se vio cuando el Alberto Fernández modificó la coparticipación y dispuso una quita en perjuicio de la ciudad de Buenos Aires, medida que Córdoba no avaló.

A nivel provincial, Schiaretti tiene la mayoría de los municipios que gobierna el peronismo como Río Cuarto, San Francisco, Alta Gracia, y La Carlota, que son los más grandes, quedando afuera Villa María. En cuanto a la línea del presidente Fernández liderada por Carlos Alberto Caserio, posee una interna propia que intentan afianzarse dividiéndose entre los cristinistas y albertistas que está tratando de captar los peronistas sueltos y que están a la expectativa de lo que pase.

De esta forma en la línea del Frente de Todos encontramos a los kirchneristas duros y los albertistas que tienden al consenso. Esta línea evalúa la posibilidad de disputar los departamentos provinciales en las próximas elecciones en Punilla, Santa María, San Martín, Colón, Mario, Colón, Río Cuarto e Ischilín y comunas del noroeste en la que ganó el Frente de Todos el año pasado. En la capital se dice que se está armando una estructura con Olga Riutort, Gabriel Bermúdez y Dante Heredia. Líneas que están por fuera proponiendo nuevos modelo de peronismo liderado por Aldredo Pesci.

Otra línea que está negociando e intentando afianzarse es la delasotista, los cuales luego de la muerte de su líder el ex gobernador José Manuel De La Sota se dividió en dos: por un lado liderada por la hija del fallecido dirigente, Natalia De La Sota, acompañada por Daniel Passerini, actual viceintendente de la Municipalidad de Córdoba y el ex concejal Adrián Britos alineado con el gobierno provincial. Por otro lado están algunos legisladores e intendentes como los parlamentarios Franco Miranda, Laura Labat y Adriana Nazario, quienes se muestran fieles a Caserio.

La tercera pata del peronismo cordobés la componen los gremialistas, donde Pedro Chacon, titular de Agec se encontraría más cerca de Caserio. La lucha interna se vio en la marcha por el Día de la Lealtad Peronista, en la cual se organizaron 2 movilizaciones, una el 16 y la otra el 17 de octubre. La secretaria adjunta de la CGT provincial, Ilda Bustos, lamentó que en la manifestación del 17 de octubre el presidente no haya llamado a la unidad nacional y el dirigente Juan Rousselot de nuevo Uthgra Córdoba, dijo que era importante la unión nacional y que se convoque a los gremios por ser los que más cerca están de los trabajadores y sus necesidades.

De esta forma vemos cómo el universo peronista cordobés se divide entre los tradicionalistas que se afianzan en la figura de Perón y Evita, los kirchneristas y camporistas que tratan de afianzarse en el territorio siguiendo las órdenes de la Casa Rosada, los nuevos dirigentes que van surgiendo con energía propia buscando aliados y proponiendo una nueva forma de peronismo y hacer política, las líneas que ven en el modelo de Alberto una forma de imponerse al poder local y a la trilogía y los que manejan y gobiernan actualmente Córdoba: Schiaretti, Llaryora y Vigo. 

En este marco, la Nación sigue observando con cautela a los dirigentes cordobeses y busca insertar en las líneas a sus referente,s ya que todavía está latente el recuerdo del acuerdo de Mauricio Macri con Schiaretti que los benefició a los dos, Cambiemos obtuvo el 61,31 por ciento de votos y poder ingresar 6 diputados a las ligas nacionales y el oficialismo cordobés la mayoría total en la unicameral y sacar cualquier ley que necesiten sin necesidad de negociar con la oposición, como pasó con las modificaciones a la ley de jubilación que perjudicó a tantos cordobeses. 

Lectores: 811

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: